Impresora

EFF solicita una investigación a Epson por el firmware anticompetitivo de su impresora

EFF solicita una investigación a Epson por el firmware anticompetitivo de su impresora

Las industrias de tinta y tóner para impresoras son grandes, posiblemente más grandes que incluso el propio negocio de impresoras. Casi todos los fabricantes de impresoras obtienen más dinero con las recargas de tinta y tóner que con las impresoras que vende.

Dado que existe un mercado para recargas de tinta para impresoras, muchos proveedores externos se han unido para competir con el punto de precio extremadamente alto de las tintas de los OEM. Una forma en que los fabricantes de impresoras pueden combatir esta caída en sus ganancias es programando sus impresoras para que no acepten cartuchos de terceros.

Por supuesto, la restricción de las alternativas de tinta que no son OEM deben ser reveladas al consumidor antes de la compra. Sin embargo, ¿Quién evita que el fabricante emita una actualización de firmware que haga esto? La respuesta a eso es la ley y los grupos de vigilancia de los consumidores, como Electronic Frontier Foundation (EFF).

Hace una semana, la EFF envió una carta a la Oficina del Fiscal General de Texas instándola a que investigue a Epson por tal práctica. Según la EFF, ha recibido numerosas quejas de que una actualización de firmware para algunos modelos de impresoras Epson ha inhabilitado el uso de cartuchos de impresión de terceros sin notificar a los usuarios el cambio.

“Hacia fines de 2016 o principios de 2017, Epson comenzó a enviar actualizaciones de firmware a algunos modelos de impresoras para evitar que los clientes usen opciones de tinta de terceros.

No está claro si al comprar una impresora Epson se les informó a los clientes que su capacidad para usar opciones de tinta de terceros podría o se deshabilitaría más adelante.

Además, no parece que Epson haya informado a los clientes cuando envió la actualización del firmware que deshabilitaría las alternativas de terceros a los cartuchos de Epson ".

La EFF cree que la conducta de Epson en este asunto es una violación de la Ley de Protección al Consumidor y Prácticas Comerciales Engañosas, secciones 17.46 (a), 17.46 (b) (13) y 17.46 (b) (24).

Estas secciones prohíben a las compañías "hacer a sabiendas declaraciones de hechos falsos o engañosos con respecto a la necesidad de piezas, reemplazo o servicio de reparación". También prohíben que los OEM no revelen información con la intención de inducir una compra.

cartuchos-epson-originales

Muchas de las impresoras afectadas funcionaron bien con tinta de terceros o cartuchos OEM rellenados antes de las actualizaciones.

La EFF insiste en que, según la ley estatal de Texas, Epson debería haber informado a los consumidores en su caja que podría optar por restringir las marcas de recarga de la competencia en el futuro. De no ser así, la empresa debería haber informado al menos a los propietarios actuales del cambio antes de implementar el firmware.

Informar a los consumidores después de la compra no es la mejor idea

The Watchdog menciona que informar a los consumidores después de la compra tampoco es ideal, ya que puede persuadir a los usuarios para que eviten las actualizaciones de firmware.

Muchos de estos parches abordan las vulnerabilidades de seguridad, ignorarlos podría comprometer los ordenadores e incluso a redes completas conectadas a la impresora vulnerable.

"Si los clientes creen que las actualizaciones de firmware, sin previo aviso, también podrían inhabilitar su capacidad para usar opciones de tinta de terceros, podrían optar por renunciar a las actualizaciones por completo", se lee en la carta.

“Si se deja sin parchar, las vulnerabilidades de la impresora debilitan la seguridad en los ordenadores y redes conectadas a las impresoras afectadas. Como tal, la práctica de Epson de utilizar actualizaciones de firmware para evitar el uso de opciones de tinta de terceros es potencialmente engañosa, anticompetitiva y peligrosa".

Epson no es la única empresa que realiza estás prácticas

Epson no es la única compañía que ha hecho tal cosa. HP utilizó una actualización de firmware en 2016 para bloquear todos los cartuchos excepto los suyos.

Después las quejas de la EFF, HP se disculpó y emitió un parche para solucionar el problema. Sin embargo, al año siguiente hizo lo mismo bajo el disfraz de una "característica de seguridad".

Esa vez, HP no se disculpó (porque no fue intencional) pero sí emitió una segunda versión del firmware sin la función de seguridad.

0 Comentarios 0 Comentarios
0 Comentarios 0 Comentarios